Comida

Bizcochitos glaseados de café, una mezcla que triunfa siempre

Share this post



1. Precalienta el horno a 170ºC, calor arriba y abajo.

2. Engrasa el molde que vayas a usar, en mi caso es esto -lee los consejos-.

3. Pon la mantequilla en un cuenco y bátela durante 5 minutos con una máquina de varillas hasta conseguir que te quede muy cremosa.

4. Añadir el azúcar sin dejar de batir y a continuación los huevos de uno en uno.

5. Igualmente sin dejar de batir incorpora el café caliente y recién hecho.

6. Incorpora dos o tres veces la harina tamizada con la levadura y las almendras molidas. Cada vez que incorpora un poco de harina y almendras remueve con cuidado ayudándote de una espátula de silicona.

7. Añade las pepitas de chocolate y remueve con la espátula.

8. Reparte la masa en el molde. Yo me beneficio de una manga pastelera con una boquilla muy ancha para que salgan bien las pepitas y no se quede obstruida.

9. Hornea durante 20-22 minutos aproximadamente. Si usas otro tipo de molde, lee los consejos.

10. Mientras tanto, el bizcocho prepara el glaseado, poniendo en un cuenco no muy grande, seco y limpio el azúcar, a continuación, añade el café y si quieres una cucharadita de licor. Remueve hasta conseguir un glaseado liso sin ningún grumo.

11. Coge cada bizcochito y baña la parte de arriba sumergiéndolo un poco en el glaseado. Si lo prefieres repite el glaseado con una cuchara por encima. Déjalos secar una media hora antes de tomarlos.


1. Precalienta el horno a 170ºC, calor arriba y abajo.

2. Engrasa el molde que vayas a usar, en mi caso es esto -lee los consejos-.

3. Monta la mariposa. Pon la mantequilla en el vaso y el programa 5 minutos a velocidad 2.

4. Sube la velocidad a 3 y sin programar el tiempo, añadiendo el bocecito, poco a poco, el azúcar y los huevos de uno en uno. Detén la máquina un par de veces para bajar con una película la mezcla que se deposita en las paredes del vaso.

5. Igualmente sin parar la máquina incorpora el café caliente y recién hecho.

6. Quita la mariposa y agrega la harina tamizada con la levadura y las almendras molidas. Programa 20 segundos a velocidad 3. Termina de remover con una espátula.

7. Agrega las pepitas de chocolate y remueve con la espátula.

8. Reparte la masa en el molde. Yo me beneficio de una manga pastelera con una boquilla muy ancha para que salgan bien las pepitas y no se quede obstruida.

9. Hornea durante 20-22 minutos aproximadamente. Si usas otro tipo de molde, lee los consejos.

10. Mientras tanto, el bizcocho prepara el glaseado, poniendo en un cuenco no muy grande, seco y limpio el azúcar, a continuación, añade el café y si quieres una cucharadita de licor. Remueve hasta conseguir un glaseado liso sin ningún grumo.

11. Coge cada bizcochito y baña la parte de arriba sumergiéndolo un poco en el glaseado. Si lo prefieres repite el glaseado con una cuchara por encima. Déjalos secar una media hora antes de tomarlos.


1. Precalienta el horno a 170ºC, calor arriba y abajo.

2. Engrasa el molde que vayas a usar, en mi caso es esto -lee los consejos-.

3. Monta el accesorio varillas. Pon la mantequilla en el cuenco de la amasadora y bátela durante 5 minutos a velocidad media hasta conseguir que te quede muy cremosa.

4. Para la amasadora añade el azúcar y los huevos de uno en uno.

5. Sin dejar de batir incorpora también el café caliente y recién hecho.

6. Cambia al accesorio pala. Incorpora la harina tamizada con la levadura y las almendras molidas. Bate un minuto a velocidad media y termina de mezclar todo con ayuda de una espátula.

7. Añade las pepitas de chocolate y remueve con la espátula.

8. Reparte la masa en el molde. Yo me beneficio de una manga pastelera con una boquilla muy ancha para que salgan bien las pepitas y no se quede obstruida.

9. Hornea durante 20-22 minutos aproximadamente. Si usas otro tipo de molde, lee los consejos.

10. Mientras tanto, el bizcocho prepara el glaseado, poniendo en un cuenco no muy grande, seco y limpio el azúcar, a continuación, añade el café y si quieres una cucharadita de licor. Remueve hasta conseguir un glaseado liso sin ningún grumo.

11. Coge cada bizcochito y baña la parte de arriba sumergiéndolo un poco en el glaseado. Si lo prefieres repite el glaseado con una cuchara por encima. Déjalos secar una media hora antes de tomarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Related stories

Show Buttons
Hide Buttons
es Spanish
X
Take 20% OFF
Your first purchase
Shop Now
[your-shortcode]